El INDEC publicó los datos de pobreza e indigencia del 1er semestre de 2019. Estos datos son previos a la devaluación de agosto. Por lo tanto constituyen, además del escenario actual, un punto de análisis para lo que será el segundo semestre, luego de la devaluación posterior a las PASO.

La pobreza afectó a 35,4% (en los Partidos del GBA del 39,8%) de la población y la indigencia a 7,7%. Esto significa un incremento de 3,4 y 1 pp. respecto del 2do semestre de 2018; respecto al 1er semestre de 2018 el incremento es de 8,1 y 2,8 pp.

Considerando que la Encuesta Permanente de Hogares representa 62,9% de la población total, la proyección al total del país implica que en la Argentina hay 15.928.500 personas por debajo de la línea de pobreza, y 3.450.250 indigentes.

Si se compara con el segundo semestre de 2017, el punto más bajo de la serie según el INDEC, el incremento es de casi 10 p.p. en pobreza y casi 3 p.p. en indigencia, lo que representa 4.400.000 nuevos pobres y 1.300.000 nuevos indigentes.

Según CEPA «En el primer trimestre de 2019 la pobreza alcanzó al 34% de la población y la indigencia al 7%. Teniendo en cuenta que, metodológicamente, los datos semestrales se calculan como el promedio de los dos trimestres, se puede inferir que en el segundo trimestre la pobreza fue del 36,8% y la indigencia del 8,4% (16.558.400 casos y 3.769.900 casos).»

Estos datos no solo se calculan en términos individuales. En el 1er trimestre de 2019 la pobreza afectó al 25,4% de los hogares, mientras que la indigencia al 5,5% de los hogares.

Los más vulnerados 

El estrato etario más afectado ha sido el de los niños y niñas de 0 a 14 años. 52,6% pobres -5.129.000 de casos- y 13,1% indigentes -1.111.000 casos.

FUENTE: INFORME DE CEPA e INDEC.